viernes, 28 de mayo de 2010

La academia no es el paraíso. Pero el aprendizaje es un lugar donde el paraiso puede ser creado. bell hooks

Quise publicar una frase de bell hooks en mi perfil, luego de haber leído tan solo dos capítulos del libro teaching to trangress. Tiempo atrás supe de su existencia por una serie de tarjetas sobre teóricos sociales publicadas hace tiempo (ver más abajo). Sabía que era feminista y activista, pero nunca pensé que además de interesarse por la educación tomaba como una de sus fuentes a la pedagogía del brasilero Paulo Freire.

Esta frase, surge de una reflexión sobre un tema que como ella bien afirma es evadido por la academia y es el de las emociones y las pasiones en el salón de clase: la erótica de las relaciones en el aula. Esa crítica me permitió ver como el feminismo es una reivindicación de nuestros cuerpos y de las puestas en escena que hacemos quienes somos alumnos o profesores.

Este post lo quise escribir para quienes han comentado sobre la frase que puse en el perfil. Algunos ya conocen a bell hooks, pero creo que si he de seguir explorando sus ideas lo mejor es irles contando lo que sus libros me van diciendo. Y claro... si encuentro libros o textos no duden en que los compartiré con ustedes.